Web oficial de Turismo de Formentera

Playas

Llevant

Ideal para desconectar y disfrutar de un paisaje sin apenas edificaciones.

Puede que la fama de Illetes eclipse a las demás playas que forman parte del Parque Natural de Eivissa y Formentera, pero la vecina playa de Llevant no tiene nada que envidiarle.

Como su propio nombre indica, esta playa se encuentra orientada hacia el este y ocupa toda la costa opuesta de Illetes en la península des Trucadors. En algunos tramos, su proximidad es tal, que recorriendo apenas cincuenta metros podemos mudarnos de una playa a otra sin problemas o simplemente instalar la toalla en medio de las dos y disfrutar de lo mejor de ambas costas.

Esta playa también cuenta con una costa de 1450 metros de arena blanca y aguas cristalinas con los azules propios de Formentera. La amplitud media es de 90 metros aproximadamente. Algunas zonas cuentan con salientes de roca que crean pequeños rinconcitos. En dirección sur nos encontramos con la vecina playa de ses Canyes mientras que la punta des Trucadors es donde Llevant termina por la parte norte. Su extenso sistema dunar, repleto de pasarelas para cruzarlo, y el pequeño bosque de Llevant, son los que se encargan de separar a la playa de los estanques salineros, completando así este increíble entorno natural de alto valor ecológico.

Una de las ventajas de este lugar es que cuando rolan los vientos hacia poniente, es perfecta para resguardarse de ellos. Aunque a lo largo del verano predominan los vientos de Levante que afectan mayormente a esta playa, el oleaje suele ser ligero.

Se asemeja tanto a las cualidades de Illetes que suele ser la elegida para aquellos que quieran una alternativa a su bullicio. Llevant es ideal para desconectar y disfrutar de un paisaje sin apenas edificaciones. Simplemente encontraremos algún que otro kiosco de playa donde disfrutar de un menú junto al mar sin tener que abandonar la playa. Las vistas hacia la costa este de Formentera a la lejanía y sus amplias zonas de arena, la convierten en un rincón magnífico para cualquier día de verano o incluso para dar largos paseos durante el invierno.

Al igual que las demás playas en el interior del parque natural, es necesario pagar un importe para entrar con coche o moto pero vale la pena si se quiere descubrir la cara más tranquila de esta zona protegida. Por tanto siguiendo la carretera que bordea el estany Pudent desde La Savina encontraremos los distintos accesos que conducen a ella.

Eventos en Formentera