Web oficial de Turismo de Formentera

Lugares de interés

Torres de defensa

¿Sabías que estas torres servían para proteger la isla de piratas?

Exceptuando el altiplano de La Mola, protegido ya de por sí por sus acantilados, el resto de la isla cuenta con un sistema de torres defensivas repartidas a lo largo de la costa.

Estas torres se construyeron en el siglo XVIII para poder vigilar las posibles incursiones piratas del norte de África que saqueaban constantemente las costas mediterráneas. Todas las torres se sitúan en puntos geográficos estratégicos y a suficiente distancia para que pudieran comunicarse mediante señales de humo, incluso con la isla vecina. En total hay cuatro Torres esparcidas por la geografía de la isla de Formentera además de la torre de sa Guardiola ubicada en el islote norte conocido como s’Espalmador, donde se vigilaba el tráfico del pas des Freus.

Junto a la población de Es Pujols y orientada hacia levante encontramos la torre de Punta Prima que se alza sobre una punta de homónimo nombre. Aquí se pueden contemplar unas vistas espectaculares hacia Ibiza y hacia los acantilados que se extienden en dirección a La Mola. Era un punto estratégico para vigilar el paso de los barcos entre la Mola e Ibiza.

Situada en mitad de la isla junto a la playa de Migjorn se halla la torre des Pi des Catalá o torre de Migjorn. Se trata de una torre de tres plantas construida en 1763, que ha sido restaurada por el arquitecto formenterés Marià Castelló en 2016 y su interior es el único de la isla que puede visitarse. Su acceso original estaba situado en la segunda planta por motivos de seguridad mientras que el piso inferior servía como polvorín. Esta ubicación de la puerta era habitual en muchas otras torres.

Más al sur, en el cap de Barbaria con orientación hacia levante encontramos la torre des Garroveret o torre des Cap, una construcción a 65 metros de altura sobre el mar que contaba con dos plantas y un cañón defensivo procedente de la iglesia de Sant Francesc.

Por último, muy cerca de Can Marroig y al norte de Cala Saona, situada en una punta con la que comparte nombre, hallamos la torre de sa Gavina, la encargada de vigilar el poniente de Formentera de posibles atacantes. Esta torre sigue la misma arquitectura que las demás y su ubicación era necesaria para controlar los accesos al port de La Savina desde la parte occidental.

Por tanto, este conjunto de torres defensivas jugaron un papel muy importante en la protección de los habitantes hasta mediados del siglo XIX cuando las amenazas disminuyeron y fueron destinadas para otros usos.

Mapa de las torres de Formentera

Eventos en Formentera