Web oficial de Turismo de Formentera

Ruta 28

El Pilar De La Mola – Punta Roja

Bicicleta

15 min.

Caminar

15 min.

Distancia

3,4 Km.

Desnivel

4 m.

Dificultad

Fácil

El emblemático Molí Vell de La Mola es la motivación principal de este paseo, que se adentra por la parte sudeste de La Mola para acabar con unas espléndidas vistas del mar en Punta Roja. Partiendo de la población del Pilar de La Mola, seguiremos las indicaciones hacia el Molí Vell. Este molino harinero es uno de los siete que existían en Formentera y de los tres más antiguos de la isla y sin duda el que está mejor conservado de todos ellos. Data de 1778 y su interior, que aún mantiene la maquinaria completa conservada gracias al cariño y trabajo de sus antiguos propietarios, se puede visitar durante los meses estivales. Tradicionalmente, los molinos eran activados por tracción animal, conocidos como “molinos de sangre” y constituían el sistema más antiguo para moler grano y hacer harina. Más adelante, aprovechando la orografía de la isla expuesta a todos los vientos, se substituyó el arrastre de los animales por los mecanismos de molinos de vientos.

Pasado el molino, recorreremos campos de cultivo a través de una pista forestal que atraviesa una zona boscosa salpicada de casitas aisladas y con destino a los acantilados de Punta Roja, punto final de nuestro itinerario y que posee unas vistas imponentes.