Pagina en fase beta 
Posidonia


La isla


Las calidad de las aguas de Formentera, únicas por su transparencia y su color turquesa, se debe a la presencia de la pradera de Posidonia Oceánica más grande del Mar Mediterráneo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999.

La planta de Posidonia es una especie endémica del Mar Mediterráneo. Aunque vive en el agua, no es un alga sino una verdadera planta con raíz, tallo y hojas. Su presencia en nuestras aguas es crucial, ya que produce grandes cantidades de oxígeno fundamental para la vida de algas, esponjas y peces. Funcionan como auténticas selvas en miniatura, creando hábitats donde gran cantidad de especies encuentran el lugar idóneo para vivir, sirviendo como una depuradora natural. 

Una vez ha florecido, sus restos fuera del agua son capaces de crear arrecifes que se extienden paralelos a la costa y actúan manteniendo el equilibrio del litoral, protegiendo la costa de la erosión al amortiguar y reducir el oleaje. A la vez, permiten que se depositen las arenas más finas que forman playas y dunas, depurando así las aguas al retener el sedimento.

FONDEAR SOBRE POSIDONIA

Conscientes del patrimonio natural que representan las praderas de Posidonia, así como de la necesidad de conservarlas, se reguló el fondeo de embarcaciones sobre posidonia, más información aquí y aquí.
mostrar_en_view: